Durante mi tiempo conociendo la moda lolita he notado que, aunque son cosas completamente diferentes, la moda Lolita y el arte del Drag tienen varias cosas en común. Antes de entrar a más detalles, habrá quienes se pregunten, ¿Qué es una Drag Queen? Las Drag Queens son personas, generalmente hombres, que se visten de mujeres, exagerando las actitudes, vestimenta, el peinado, maquillaje y gestos. El Drag es una forma de personificación femenina y transformismo en el que una persona altera su apariencia y los patrones de su personalidad para ajustarlos al comportamiento y apariencia del estereotipo de mujer, frecuentemente exagerando las cualidades estéticas asociadas popularmente a la feminidad mediante la utilización de vestuario, peinados exuberantes y maquillaje. Actúan a la usanza del estereotipo de una mujer con una intención primordialmente histriónica que se burla de las nociones tradicionales de la identidad de género y los roles de género. No debe confundirse con las identidades transgénero, ya que el término transgénero implica disforia o disconformidad con el género de nacimiento.

En los últimos años he notado que varias Lolitas son fanáticas del arte del Drag, más notoriamente desde que ganó popularidad la serie de RuPaul’s Drag Race.  Supongo que el interés nace por el hecho de que las Drag Queens también tienen una afinidad por elementos estéticos ultra femeninos, aunque las estéticas del Lolita y el Drag rara vez convergen.

Hay muchas diferencias entre el Drag y la moda Lolita, por ejemplo, los chicos que usan Drag generalmente desarrollan una personalidad diferente cuando se visten de Drag Queens, mientras que las Lolitas suelen ser ellas mismas, simplemente vistiéndose de acuerdo al estilo Lolita. También es importante recalcar que la moda Lolita no es una vestimenta o un disfraz, simplemente un estilo, mientras que el Drag si es orientado más hacia vestimenta para presentaciones o teatro. Aunque vestir la moda Lolita no implica un cambio en la personalidad de quien la utiliza (lo cual en contraste, es una parte importante del arte del drag), ambas culturas utilizan estéticas híper femeninas. El estilo Lolita utiliza al extremo siluetas históricamente asociadas con lo femenino, similarmente el Drag es una exageración de lo femenino. En general, mi intención con esta nota, no es decir que el Drag y la moda Lolita son lo mismo, simplemente es observar similitudes entre ambas culturas por diversión.

Pelucas, Pestañas y Pupilentes

Muchas lolitas hacen uso de pelucas, pestañas postizas y lentes de contacto o circle lenses para obtener un look ultra femenino y combinar el coordinado perfectamente. Al igual que las lolitas, las Drag Queens también son adeptas y amantes de estos productos de belleza para adquirir el look perfecto.

De hecho, la marca Gothic Lolita Wigs, tiene una línea hermana llamada Rockstar Wigs, que es popular entre las Drag Queens, incluso ha sido marca patrocinadora de la serie RuPaul’s Drag Race.

 

Nuestro propio lenguaje

Al igual que las Lolitas, las Drag Queens tienen su propio leguaje, por así decirlo.  Las lolitas hacemos uso de ciertos términos como burando, ita, brand whore. Similarmente, las Drag Queens tienen sus propias expresiones que utilizan coloquialmente dentro de su comunidad.

Gusto por lo Kawaii. El rococó y la estética ultra-femenina

Muchas Drag Queen incorporan elementos kawaii en sus looks, por ejemplo el uso de colores pasteles, orejitas de animales, incluso imágenes de Hello Kitty.

Comunidad y un poquitín de drama

Siempre habrá un poco de drama dentro de las comunidades grandes, el Drag y la moda Lolita no son la excepción. Ambas comunidades tienen presencias fuertes en las redes sociales, en donde día a día hay diálogos y debates acerca de temas relacionados con cada cultura respectivamente. Aunque hay personas tóxicas en ambas comunidades, lo importante es sobrellevar los problemas o desacuerdos por medio del diálogo y la tolerancia.

Para concluir me gustaría dejarles algunas reflexiones que tuve al escribir esta nota. Ante todo considero que la moda Lolita es un arte digno de admiración y respeto, aunque muchas veces la gente no lo vea así. Creo que por desgracia el Drag y la moda Lolita también tienen eso en común, que la reacción de la gente no siempre es positiva. En varias ocasiones hasta nuestras propias familias tienen un problema con que adoptemos este estilo, o tienen prejuicios. Lo importante es informar siempre de manera amable y positiva a quien le interese conocer nuestra moda o comunidad. No gastemos energía en quienes simplemente buscan burlarse o hacernos pasar un mal rato, por cada persona como ellos hay muchas más personas apoyándonos.

Lo bonito del lolita es la variedad de formas de expresión que nos permite y la riqueza de sus influencias en los diferentes estilos que incluye. Pero no solo es belleza estética lo que aporta a nuestras vidas. Las personas deciden utilizar la moda lolita por diferentes razones, y aunque el lolita es sencillamente un estilo de vestimenta, lo que cada quien interpreta o siente al vestirse así difiere de persona en persona. Se vuelve algo personal y especial para cada persona, este aspecto de la moda nos permite practicar la empatía y la tolerancia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here